Belén y las 24 horas

Al fin llegó el día del torneo en la piscina del polideportivo de Belén de Heredia.

Llegamos, sonaban los parlantes con música fuerte, detalle que nunca falta en los torneos, solo se detiene antes de la salida de cada hit de competencia para no distraer a los competidores, el ambiente encendido, al igual que los nervios.  Llegamos a tiempo para poder realizar el calentamiento cuyo horario ya está definido dentro del programa del evento, después arrancan los eventos y la piscina se detiene solo para ello, cuando uno se lanza al agua a calentar le pasan miles de cosas por la cabeza, bueno en realidad desde antes ya está pensando en ¿qué estoy haciendo aquí?

Los baños como siempre llenos y más el de mujeres.  En ese torneo mi amiga Wendy me enseñó como se va al baño con vestido de baño de una pieza sin durar tanto, cabe destacar que aún practico esa valiosa técnica.

Durante las prácticas el profesor procuró de la mejor manera posible enseñarnos a hacer una salida decente de la banqueta, en mi caso el patrón consistía en que cada vez que me lanzaba perdía los lentes de natación, el profe me decía no haga los brazos para atrás, meta la cabeza, vea hacia el agua, era difícil borrar ese patrón tan arraigado de tirarse de una piedra a la poza, pero bueno, se hizo lo que se pudo y llegó mi primer evento me parece que eran 100 metros, pasé a las banquetas, subimos, nos acomodamos, sonó el silbato y ¿qué creen? primer contacto con el agua y afuera los lentes me tocó nadar los 100 metros sin ellos, al menos ya había pasado el primer susto.

Luego vinieron los otros eventos, me amarré bien fuerte los lentes, iba al baño rápido, uno decía solo se nadan 100 metros no es nada, solo se nadan 50 metros no es nada, solo se nadan otros 200 metros y así evento tras evento; ya para cuando se va por el cuarto uno dice: ¡ya no más! los brazos no dan, estos eventos son sumamente explosivos y en esas cortas distancias se da todo y no solo eso al otro día toca volver y seguir con los eventos de cierre ya para ese momento uno ha descubierto lo cansado que es asistir a cada torneo.

Recuerdo que en ese evento Wendy voló, le fue muy, muy, bien y recuerdo que luego supimos el por qué, ella descubrió que estaba embarazada días después y me explicaba que uno de los mejores dopajes naturales en la mujeres es el embarazo ya que, el cuerpo se pone a punto en todo.

Luego de asistir durante tres años a eventos de piscina corta (25 metros) y de piscina larga (50 metros), vino un idea de equipo, asistir a un evento organizado en la piscina de la UCR, el nombre de ese evento era ¨Las 24 horas de natación¨ de este evento les contaré en mi próxima entrada, solamente les adelanto que el evento consiste en nadar durante 24 horas seguidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s