La cara opuesta de la moneda

Triatlón del Coco junto al profesor Yamil BrenesDespués de haber conversado con el profesor Álvaro María y darme cuenta que él no me iba a poder ayudar con el entrenamiento que yo requería para  realizar triatlón, fue cuando inicié la búsqueda de un entrenador.  En los eventos de natación en aguas abiertas siempre había existido un rostro que me llamaba la atención, un nombre que siempre escuchaba en cada evento que asistía, este nombre era el de Yamil Brenes, busqué en internet la manera de contactarlo y fue así como logré comunicarme con él, me parece recordar que fue un domingo cuando le dejé un mensaje y ya el lunes estaba recibiendo su llamada, le expliqué al profesor los objetivos que tenía, lo que había estado haciendo y como me sentía en ese momento, me imagino que para él era algo a lo que estaba acostumbrado, sin embargo, para mí significaba el inició de todo un cambio de vida y sobre todo lo que buscaba, un orden para mi vida deportiva.

El profesor Yamil me explicó que iba a ser necesario que le retroalimentara con una serie de información que me la haría llegar vía electrónica, al poco tiempo empecé a recibir una serie de documentos que debía completar, el asunto no era como yo lo había pensado, yo creía que arrancaría casi de inmediato con los entrenamientos, estaba muy equivocada, primero debía realizar una serie de pruebas, mediciones y un análisis personal que por fuerza te obliga a poner los pies en tierra, al tener que sentarse a definir con claridad tus objetivos, fortalezas y debilidades entre otra serie de preguntas necesarias que al ser contestadas en los documentos enviados por el profesor con toda esta retroalimentación podría llevar de dos a tres semanas, esto antes de recibir mi primera serie de entrenamientos.  Desde un inició me sentí cómoda con este formato de trabajo y su forma de explicar las cosas, los entrenamientos del profesor son enviados vía electrónica y son planificados por él en forma individualizada para cada uno de los miembros de su equipo “Tritón Multisport”, los entrenamientos deben ser ejecutados con una continua retroalimentación por parte de cada miembro, lo bueno es que cada quien se acomoda a su horario y tiempo disponible, algo muy diferente a los entrenamientos grupales presenciales en donde todos deben de ajustarse a un mismo horario, cada cierto tiempo se programan por parte de profesor entrenamientos grupales para cada uno de los deportes donde se evalúa la técnica y también que nos conozcamos ya que con este formato de trabajo en los eventos uno puede tener a la par a un compañero Tritón y no darse cuenta; he de reconocer que no he asistido a muchos entrenamientos grupales pero a los que he ido puedo garantizar que son de gran provecho, realmente al final es tanto el potencial de crecimiento con el profesor que es uno mismo el que lo limita, otro gran detalle que uno descubre con el tiempo es que realmente el profesor está tan interesado no solo en formar buenos atletas sino también buenas personas, personas integrales que se sientan felices con su propio ser y que aporten una influencia positiva a otros.

Ya llevo casi 6 años entrenando con el profesor Yamil Brenes  y espero seguir con metas nuevas para seguir aprovechando su potencial y seguir creciendo.

En mi próxima publicación les contaré como fue el cambio de pasar de un entrenamiento desorganizado a uno que presentaba la cara opuesta a esta moneda.

 

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Anuncios

2 comentarios sobre “La cara opuesta de la moneda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s