¿Por qué en los juegos paralímpicos no dejan participar atletas sordos?

Es algo que la verdad nunca había pensado, que los atletas con deficiencia auditiva tuvieran que tener sus propios Juegos Olímpicos independientes de los Paralímpicos y esto es sencillo, su problema auditivo no les quita muchas habilidades que un atleta Paralímpico sí experimenta pero a su vez tampoco tienen el 100% de sus facultades para participar en los juegos convencionales.

Es por esto que nacieron los “Juegos Silenciosos Internacionales”, se realizan desde 1924 en París con la participación de atletas de nueve naciones europeas.

Los juegos fueron obra de Eugène Rubens-Alcais, persona sordomuda y presidente de la Federación Francesa de Deaf Sports.

En un momento en que las sociedades veían en todas partes a los sordos como intelectualmente inferiores, lingüísticamente empobrecidos y a menudo tratados como marginados, el Sr. Rubens-Alcais consideraba que el evento deportivo internacional era la mejor respuesta para demostrar que los sordos eran más de lo que se les veía.

Antoine Dresse, un joven sordo belga, fue instrumental en ayudarlo a realizar su sueño.

Después de los primeros Juegos de París, los líderes deportivos sordos se reunieron en una cafetería y establecieron el Comité Internacional de Deportes Silenciosos, conocido comúnmente como CISS. Recientemente, la CISS recibió el nombre de Comité Internacional de Deportes para Sordos (ICSD).

La competición en los juegos se convirtió inmediatamente en el contexto social para que los países deliberaran sobre semejanzas y diferencias en el bienestar de sus sordos.

A lo largo de los años, se han adjudicado juegos con el objetivo de difundir estas deliberaciones en nuevas áreas. Como resultado, muchos de los conceptos erróneos sobre las personas sordas se redujeron en gran medida en muchas partes de la sociedad y en todo el mundo. Además, las incursiones se están haciendo continuamente en la batalla contra prejuicios. La velocidad de ruptura del prejuicio ha aumentado a medida que más naciones e individuos se unen al movimiento Deaflympic.

Los Deaflympics se distinguen de todos los demás juegos del COI por el hecho de que están organizados y dirigidos exclusivamente por miembros de la comunidad a la que sirven. Sólo las personas sordas son elegibles para servir en el consejo de ICSD y en los órganos ejecutivos.

Hoy en día, el número de federaciones nacionales en la membresía ICSD ha llegado a 108, una gran diferencia con los 9 países originales hace casi 100 años. Entre los recientes recién llegados que gozan de los beneficios de esta red mundial de deportes y de inclusión social figuran países geográficamente dispares como Jordania, Iraq, Sierra Leona, Costa de Marfil, Bosnia y Herzegovina, Kirguistán, Seychelles y Yemen.

Veintidós (22) Juegos de Verano, se han celebrado consistentemente en intervalos de 4 años desde los juegos iniciales de París. Las únicas excepciones fueron la cancelación de los Juegos de 1943 y 1947 debido a la Segunda Guerra Mundial.

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s