Ironman. Meta cumplida

 

Siguiendo con lo acontecido durante la maratón, llegó el momento de completar la tercera vuelta y entró en mi mente la idea de que no quería realizar las últimas vueltas sin compañía, por lo cual me dediqué a identificar participantes que fueran más o menos a mi ritmo para poder finalizar con ellos, pero debía ser un participante que igualmente le faltara la misma distancia que a mí y que a su vez aceptara mi compañía, ya que estas fases son extremadamente psicológicas y en muchos casos  los comportamientos primitivos salen a la luz, algunos quieren ir solos, otros hablan solos, otros cantan, otros se caen y no se levantan más, otros paran a vomitar, otros van con cara sonriente, otros parecen personaje de Walking Dead y otros nos repetimos que hay que seguir siempre adelante para cruzar esa meta, fue así como corrí varios metros al lado de varios posibles compañeros o compañeras, creo que fueron alrededor de unas cinco personas con las cuales no congenié por alguna u otra razón, esto fue hasta que llegué al lado de un chico sumamente agradable y que de alguna manera supe que sería mi compañero de carrera, la conversación de primera  entrada en español, me dice yo soy de Portugal, ¿cómo te llamas le pregunté? me dijo Nuno, mi mente se activó, curiosamente el portugués era un idioma que venía estudiando desde hacía ya unos 2 años, por lo cual acudí al vocabulario aprendido, fue así como nuestra marcha juntos para cruzar esa meta inició.  Nuno me explicó que casi decide no hacer el evento pues había venido con una pubalgia que prácticamente se le había intensificado para la hora de la maratón, también en esto fue compañero Nuno pues el andaba con su pubalgia y yo con la necesidad de ir a cada baño que pasaba pues el sistema digestivo, luego de tantos bananos y albaricoques durante las casi 8 horas de ciclismo y ya casi 3 horas de maratón, habían hecho de las suyas,  fue así como decidí que si él paraba yo paraba, si él corría más rápido yo correría más rápido, fue una sociedad escrita por una circunstancia muy especial y muy particular que nos unía, cruzar esa meta y escuchar las palabras: -¨eres un Ironman¨.

Todo el camino conversamos y nos apoyamos uno al otro, ya para los últimos metros decidimos que correríamos al máximo que nos dieran las cansadas piernas para entrar a esa meta con un cierre fenomenal tal y como nos lo merecíamos, fue así como juntos cruzamos la meta, fue muy curioso ya que cualquiera hubiera pensada que éramos parte de un mismo equipo pues nuestros trajes eran de las mismas tonalidades al igual que nuestros zapatos tenis, la alegría fue indescriptible y el lazo creado para siempre, al día me sigo comunicando con Nuno.

En mi próxima publicación les contaré lo que se hace luego de que se cruza esa meta.

Video adjunto. Dale clic al enlace.

 

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

 

Transición a la maratón del Ironman

Una vez recorridos los 180 km del tramo de ciclismo como mencioné, entregué la bicicleta al voluntario y pasé a la tienda donde se hacía el cambio de implementos para dar inicio con la maratón, en este caso la bolsa con estos implementos era rastreada por tu número de participante por parte de un voluntario que la colocaba directo en tus manos, en ella estaban las tenis, una gorra, las medias y listo, debo decir que esa tienda parecía el muro de los lamentos, varios de los participantes en frente mío mientras se cambiaban decían: -“no puedo creer que todavía me falte una maratón“-, otros decían, -“esa bicicleta estuvo demasiado dura”- estos entre otros comentarios solo me hacían recordar el sueño que había tenido con mis elefantes por el cual sabía desde antes de empezar que yo finalizaría ese evento y que lo haría sólidamente y lo haría como un elefante que tal vez no es el más rápido pero siempre da pasos firmes, así que me coloqué mis implementos y salí de esa tienda dando mis primeras zancadas algo tímidas he de confesar pues las piernas duelen bastante, la primera media hora es un puro sufrimiento ya después se va tomando un ritmo que te va llevando paso a paso, recuerdo que un señor de edad avanzada me dijo en inglés: -“you will make it”- no sé porque esas palabras me llegaron tanto, las recordé todo  el recorrido.

El recorrido estaba programado de manera muy sabia para que durante todos los kilómetros siempre hubiera una buena cantidad de público que animara a los participantes, de hecho muchos tenían montadas sus carpas para comer, beber y dar porras, ¡realmente toda una fiesta!, en algunas carpas había música en vivo en donde por supuesto no podía faltar el mariachi, fue excelente correr con tanta emoción que inyectaba esa gente. Cada una de las seis vueltas procuraba controlar el dolor y lo logré bastante bien.

En mi próximo publicación les contaré mi encuentro con una gran persona durante la maratón y como juntos terminamos esos últimos kilómetros, me refiero al señor Nuno Sousa de Portugal.
Maratón del Ironman
____________________________________________________________________________________________

Tramo de ciclismo del Ironman

El tramo de ciclismo para este evento es el que más tiempo toma por lo cual muchos de los recursos son destinados al mismo, la administración de las piernas es clave pues debes de estar en condiciones óptimas para después de completar los 180 km poder bajarte y completar luego la maratón.

Completar la distancia total me tomó casi las 8 horas, pero debo de decir que a pesar de que fue más del tiempo que había estimado realmente no las sentí, la concentración en este tramo es fundamental, cada 15 minutos tomaba agua y cada 20 minutos tomaba hidratante, cada media hora debía estar reponiendo carbohidrato sólido que en mi caso era medio banano deshidratado  o dos albaricoques también deshidratados, alimentos que iba alternando, cada vez que llegaba a un puesto de asistencia tenía que realizar el recambio de ánforas, cada dos horas vaciaba en una de ellas las bolsitas de Perpetun que llevaba preparadas solo para añadir agua, también después de las 3 horas tuve que lidiar con un dolor de espalda, pero ya sabía que esto podía ocurrir especialmente por el viento que se esperaba durante el recorrido, por lo cual mi plan era llevar una bolsas vacías y cuando apareciera en los puesto de asistencia las llenaría de hielo y me la colocaría atrás mientras daba pedal, esto me funcionó de película.

El recorrido constaba en tres vueltas de 60 kilómetros de los cuales 20 eran de un viento tremendamente fuerte esto sin mencionar el sol, por ejemplo si se venía con un ritmo de 30km por hora, al llegar a la zona costera que era completamente abierta en donde el viento se movía libremente sin obstáculos, la velocidad de pedaleo bajaba a 18 o 19 kilómetros por hora, lo bueno es de que durante el recorrido prácticamente nunca se está solo siempre se va rodeado de personas, algunas que van en muy buenas condiciones y otras que no tanto, personalmente me dediqué a seguir mi protocolo de alimentación, hidratación y hielo, por supuesto disfrutar del paisaje y de las porras de los lugareños no podía dejarse de lado, en las partes del ciclismo donde se pasaba por el centro de Cozumel se contaba con muy buena cantidad de público, las zonas de asistencia se saturaban, vi a varios ciclistas caer pues al intentar tomar una ánfora se les resbalaba de la mano y perdían el equilibrio o se lo hacían perder al ciclista de atrás, en una ocasión en una de las vueltas vi caerse justo al frente mío una botella, la verdad que no tenía rango de maniobra así que soló cerré los ojos y que fuera lo que Dios quisiera, afortunadamente cuando los volví a abrir aún seguía sin problemas.

A los 90 kilómetros se puede tener acceso a una de las bolsas que se planean para necesidades especiales, en esta bolsa había colocado bloqueador, una  pastilla por si tenía algún dolor y un sándwich que según había calculado yo sería como mí almuerzo, sin embargo no tuve voluntad de comérmelo, el cuerpo va en un modo de eficiencia y concentración en donde el hambre no es algo que se sienta.  Cuando se detiene por la bolsa es un momento en el que uno tiene oportunidad de cruzar algunas palabras con el resto de los participantes, lo cual es algo placentero.

Puedo decir que todos aquellos kilómetros que recorrí sola en las costanera sur de mi país Costa Rica valieron la pena ya que la condiciones de clima salvaje fueron muy parecidas a las de Cozumel, cuando ya iba a finalizar la última vuelta, no lo podía creer realmente se me había ido el recorrido sin sentir el tiempo, entregué la bicicleta a uno de los voluntarios encargados de su recolección y luego proseguí a la tienda para colocarse la vestimenta apropiada para la maratón.  La llegada a la tienda y lo que se vive ahí así como el último tramo del evento es de lo que les contaré en mi próxima publicación.

A continuación les comparto este link con un vídeo que incluye algunas de las fotografías del tramo de ciclismo.

Enlace al deporte / Tramo de ciclismo del Ironman

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

 

Inicia la aventura del Ironman

El día del evento inicia aproximadamente a las 3:00 hora en que suena el despertador para proceder a tomar las cosas que has dejado previamente preparadas, tomar el desayuno e ir a tomar uno de los autobuses que mueven a los casi 3000 participantes de cada uno de sus hoteles al punto de salida.

Tengo el privilegio de dormir muy bien y rápidamente conciliar un sueño profundo consecuentemente sueño con gran facilidad, recuerdo que ese día soñé con varios elefantes que caminaban, y comprendí que yo finalizaría el evento muy sólidamente, esto porque los elefantes son animales fuertes y sabios, que caminan a paso firme y que no necesariamente son los más rápidos pero siempre con su paso llegan a donde tienen que llegar, fue con esa convicción y felicidad que me dispuse a enfrentar el evento viéndolo ya como un reto el cual iba a poder superar.

El bus que me correspondía iba completamente lleno de participantes, de todas partes del mundo, a mi lado iba un ¨marine¨ de un país suramericano, su conversación giraba en torno a si se haría o no el tatuaje con el símbolo del Ironman al finalizar el evento, personalmente este tipo de emblemas no me agrada me gusta más saber en mi interior que logré superar cada kilómetro y que lo hice de la mejor manera posible hasta cruzar la meta.

Cuando llegamos al destino, la organización había decido el día previo que debido a las malas condiciones del agua que el fuerte viento no habían permitido mejorar cambiaría el lugar de la salida de la natación por lo cual nos trasladaron a todos a un nuevo punto de salida, la logística para lograr esto realmente me sorprendió ya que en unas horas habían coordinado un cambio de salida y lo hicieron de manera muy acertada.

Antes de salir no pudo faltar la última ida al baño y como siempre ocurre el de las mujeres estaba bastante concurrido por lo cual mucho del tiempo de salida previo lo invertí haciendo la fila, apenas me dio tiempo de llegar a la playa y sentir el agua, la cual para mi sorpresa estaba realmente agradable, cuanto toqué el agua sentí esa conexión especial que uno siente con el medio y el ser interno, de ahí para adelante fue poner en práctica todos y cada uno de los detalles que había entrenado por años, después de esto sólo esperé ese agradable sonido de la corneta que indicaba la salida de nosotras las mujeres.

Al cambiar el lugar de salida mis cálculos de viento, de entrada y salida del sol variaron pero el nuevo punto lo valió ya que fue una natación realmente agradable, prácticamente se nadaba siempre a favor de la corriente, el agua era sumamente clara y permitía ver infinidad de peces, corales y unas esferas marinas que habían sido colocadas deliberadamente por los lugareños en sustituto a mucho del coral que en huracanes anteriores se había perdido, la medida buscaba que las poblaciones de peces contaran con un lugar donde seguir reproduciéndose.

La natación fue tan placentera que nadé aproximadamente en 50 minutos la totalidad del recorrido, tiempo que para este evento resultaba muy muy favorable, una vez habiendo salido del agua venía la segunda etapa de la aventura el tramo de ciclismo la cual les contaré en mi próxima publicación.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Día previo al Ironman

El día previo al evento es maravilloso, el ambiente se ha armado en su máximo esplendor, la Isla de Cozumel respira el Ironman y se mueve y organiza a su ritmo, todo gira en torno al evento al igual que sus habitantes, los hoteles están llenos de participantes por lo cual ellos organizan nuestro desayuno desde las 3:00 a.m. en cajas especiales en donde se colocan los alimentos planificados para que los atletas podamos comer y luego ir a tomar nuestros respectivos transportes al punto de partida del evento, este transporte inicia desde las 4:00 a.m. en adelante, adicionalmente las calles se cierran por completo por lo cual lo único que transita casi que desde el día previo son bicicletas, lo cual obliga a los trabajadores a planificar dormir en sus lugares de trabajo ya que el transporte público no funciona durante el día del evento en toda la isla, los trabajadores de cada lugar transmiten mucha admiración y respeto a cada uno de los participantes.

El día previo se visita la feria que está colocada estratégicamente para que no puedas dejar de pasar por todos los quioscos comerciales, pues la entrega de paquetes se hace al final de la misma, es una gran emoción desde que vas caminando y vas viendo los rostros de participantes, familiares y amigos que apoyan a cada atleta, en mi caso la emoción fue mayor pues justo cuando iba llegando al punto de entrega de paquetes me topé de frente nada más y nada menos que a Carlos Arroyo, mi entrenador de natación con quien aprendí a  nadar en el Palacio de los Deportes en Heredia, él también iba a realizar el evento, lo abracé y le di las gracias por todo lo que me había enseñado luego ambos nos deseamos lo mejor para el día siguiente.

Se siente una gran alegría cuando el paquete cae en tus manos, uno se consume de inmediato a revisar cada uno de los artículos que trae en su interior, el que más me gustó fue la jacket deportiva con todas las insignias y logos del evento, la cual aún uso.  Posterior a esto se preparan los paquetes que vas a utilizar para cada una de las etapas del evento, cada bolsa está debidamente identificada con colores, la bolsa de transición a la bicicleta una vez que se sale del agua, la bolsa de asistencia a la que puedes tener acceso a la mitad del recorrido en el segmento de ciclismo esto es a los 90 km, la bolsa de transición del ciclismo a la maratón y por último la bolsa a la que puedes tener acceso  a la mitad del recorrido de la maratón, cada uno de los implementos que se colocan en cada una de las bolsas son completamente personales y al gusto o necesidades de cada atleta, por ejemplo en  bolsa del segmento de ciclismo coloqué una sándwich que nunca consumí, un gel para prevenir algún dolor muscular de esos que te pueden venir de improvisto, un poco de bloqueador solar para retocar por lo menos las zonas con mayor exposición al sol, cada una de estas bolsas de deben de entregar en lugares y horarios previamente definidos por la organización.

También como en todos los eventos de triatlón previo a los mismos se realiza una especie de reunión con todos los participantes para explicar las reglas así como detalles importantes del evento como ingresos y salidas a carreteras, algún cambio que pudiera darse, sanciones, entre otros a ser tomados en cuenta.

Una vez entregadas las bolsas de debe de realizar la  última sesión de entrenamiento previo a ir a entregar la bicicleta con todos sus implementos que se dejan el día anterior, estos últimos kilómetros que se recorren en la isla son de gran emoción pues como mencionaba todo gira en torno al evento, los atletas cada uno andamos en una misma sintonía que inyecta el cuerpo y la mente de sensaciones únicas e inolvidables.

En mi caso quise realizar un reconocimiento del área en donde se realizaría la natación, como usualmente hago me gusta ver las corrientes, el viento los puntos  por donde sale y se oculta el sol, lastimosamente y debido a las malas condiciones del mar la práctica previa en el agua fue cancelada por la organización esto para evitar poner en riesgo a los competidores, así mimo esto daba un aviso de que si las condiciones seguían igual podían haber varios escenarios, uno, que se cancelara el segmento de natación, dos, que este segmento iba a ser muy fuerte y que había que ser buen nadador para poder completarlo y logar salir sin tanto desgaste para completar el resto del evento.

Una vez entregado todo y con los últimos entrenamientos y estiramientos listos se realiza la última revisión para dejar todo listo para madrugar sin problema, sin dejar nada olvidado, ya que este día arranca aproximadamente desde las 2:30 a.m. o 3:00 a.m. según desee cada participante organizarse, de antemano se sabe que la jornada que viene es larga pero es aquella por la cual has decido prepararte y estar ahí.

Con respecto a  la alimentación evito comer carnes rojas y embutidos los días previos por lo cual para ese momento mi cena fue la tradicional pasta con un poco de proteína como pollo alimentos con los que siempre me he sentido muy cómoda previo a competir.

En mi próxima publicación les contaré lo acontecido desde que me levanté hasta que realicé el primer segmento del evento, en el maravilloso mar de Cozumel.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

 

 

 

Viajando hacia el Ironman

Este día fue uno de los más maravillosos de mi vida ya que la experiencia Ironman inicia desde este momento ya en forma más vívida se siente al fin que se concretará aquello por lo que tanto has estado preparándote, digo preparándote porque no me gusta ver esto como  una lucha ya que es algo que se hace para disfrutar para crecer y para poder de alguna manera compartirlo con otros que desean dar el paso pero por alguna razón no lo han hecho, en mi caso escribirles es mi manera de transmitir y motivar a otros a darse cuenta que sí se puede.

Todo lo que se va a requerir para el evento prácticamente se ha venido preparado durante el proceso, la indumentaria, las herramientas, la caja para el transporte de la bicicleta, la alimentación y el resto es lo que siempre se ha usado para cada entrenamiento, desde el bloqueador solar hasta los zapatos de ciclismo.

El viaje se hace con una escala llegando a Panamá, en este aeropuerto me topé a un gran compañero de equipo, Mario, quien iba para el mismo evento junto con su familia, ambos compartimos mucho de esos momentos únicos de los que se dan al ir por primera vez a realizar un evento de larga distancia.

Luego de Panamá se viajaba directo a Cancún donde se toma un transporte a Playa del Carmen, luego se toma un ferry a la Isla Cozumel. En el primer tramo en el aeropuerto de Costa Rica me llamaron para que retirara de la caja de la bicicleta los dispositivos de gas para inflado rápido de las llantas ya que representaban riesgo de activación durante el vuelo por esto aprendí que hay cosas que es mejor buscar en la ferias promocionales que siempre se dan previo a los eventos de este tipo.

Durante el viaje iba tranquila, sabía que había hecho lo mejor para obtener un buen resultado y cumplir mi meta.

Llegar a tomar el ferry se convierte en un gran momento ya que es un punto de encuentro con el resto de los participantes, se ven personas de todas partes del mundo, con contexturas variadas, con equipos distintos, algunos nerviosos otros más tranquilos pero al final todos con una sola meta, cruzar la línea hasta el final y escuchar al locutor decir “eres un Ironman”.

En el ferry cometí el error de sentarme en el peor sitio, en el primer piso y en el centro, esto me causó un tremendo malestar ya que el viento estaba fuerte y el oleaje era intenso, traté de controlarme para no vomitar y pensé que lo había logrado hasta que me tocó  ponerme de pie para salir, casi que poniendo el pie en el muelle y yo que lo bautizaba, en ese momento no me sentí nada iron. Gracias a Dios llegamos al hotel.

En mi próxima publicación les compartiré lo que acontece previo al evento.

Camino a Cozumel

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Desarmado de la bicicleta para transporte aéreo

En preparación para el viaje por avión para el evento madre, el Ironman de Cozumel en el año 2013, debía aprender a armar y desarmar la bicicleta en una caja para transportarla en forma segura y sin percances, para esto acudí a mi amigo Emanuel quien es un experto en todo lo que al ciclismo se refiere, no solo me ayudó a conseguir una caja de transporte a buen precio sino que también coordinamos un día para que él pudiera explicarme el desarmado y armado de la bicicleta para cuando llegara al destino, adicionalmente me capacitó en las herramientas básicas y su  uso.  Originalmente había pensado alquilar la caja para transporte pero la verdad me puse a pensar que si quería seguir participando en este tipo de eventos lo idóneo era contar con los recursos a mano para cada ocasión.

La bicicleta se puede desarmar tanto como uno se sienta seguro de hacerlo, luego descubrí que la organización por lo general coloca un puesto de mecánica general en cada uno de los principales hoteles con el fin de dar apoyo a cada uno de los participantes, sin embargo es siempre de gran valor poder hacerlo por uno mismo y acudir a esta ayuda solamente si definitivamente es algo muy serio o que uno no puede solucionar.  En mi caso desarmé la bicicleta de la siguiente manera, quité las dos llantas, la manivela, las aerobarras y el asiento, los pedales los pude dejar pegados así como el  resto de los componentes sin ningún problema, las llantas siempre se deben de empacar desinfladas esto porque la presión aumenta con la altura y puede hacer que las llantas se estallen durante el vuelo, tampoco es permitido empacar las capsulas con gas para inflado rápido de las llantas ya que igualmente pueden activarse durante el vuelo, las herramientas se pueden enviar en el equipaje normal, preferí cerrar la caja con candados tomando en cuenta que estos pueden ser abiertos por la aerolínea si ellos desean abrir la caja para revisar su interior.

Existen varias empresas que se dedican al transporte de las bicicletas para varios países en donde un paga el monto pactado y ellos se encargan de todo, sin embargo esa opción, debido a que somos un mercado pequeño, no existe para Costa Rica.

El costo de transporte de la bicicleta ronda en unos $150 para cada tramo del viaje, este costo puede variar según corresponda a una aerolínea o a otra y el destino final.

En mi próxima publicación les contaré como fue el día del viaje para llegar al destino donde sería el evento.

Desarmado de la bici Cozumel 2013

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Implementos para el Ironman

Para seleccionar los implementos con los que realizaría el Ironman dediqué buen tiempo a la prueba y al error lo idóneo, como siempre, es nunca ir a participar con implementos nuevos que no se hayan probado por un tiempo pertinente en los entrenamientos, así sabremos qué nos funcionará y que no o sabremos a qué atenernos cuando los usamos, por ejemplo tengo unos zapatos tenis para correr que son como nubes y me encantan para eventos de distancia olímpica en la sección de atletismo, sin embargo como los uso sin medias ya sé que solo se ajustan para la distancia de  10km pues después de eso ya empieza a aparecer una ampolla en cierta zona del pie que yo ya tengo identificada y la cual ya sé que tolero sin problema, de hecho ya sé que cuando empiezo a sentirla es porque ya estoy próxima a terminar el evento.

Los lentes de natación que utilicé fueron los mismos con los que había estado entrenando y participando en eventos durante todo ese año 2013, ya sabía que se ajustaban, si se empañaban o no, si ingresaba una gota de agua no era mayor estrés y sabía que podría apreciar aquel bello mar, sus peces de colores azules, sus corales y sus blancas arenas.

Para los tenis con los que correría la maratón tuve que seleccionar entre tres marcas que son las que usualmente escojo, faltando unos dos meses compré unas tenis para probarlas para la maratón pero no me funcionaron así que regresé a mis viejas tenis para terminar los entrenamientos y para correr la maratón, aquellas que ya conocía como amigas fieles por kilómetros de carretera, ya sabía que correría con medias, que  usaría cordones elásticos en vez de los de amarrar, que no me afectaría el peso que ganara en caso de lluvia, sudor, agua o cualquier otro fluido que cayera en los zapatos, ellos me responderían a cabalidad como un carro 4 x 4.

Para la ropa o vestimenta, tuve la ayuda de mi amigo Armando Ocampo quien he mencionado antes que ha realizado ya más de 14 distancias Ironman, igualmente me dijo que debía probar la vestimenta por buen tiempo en entrenamientos, me dijo que la licra de ciclismo debía dar un buen colchón para las largas horas que pasaría en el sillín, también que debía seleccionar un sillín igualmente muy cómodo para las horas de pedaleo, todo esto lo hice con buen tiempo para probarlo, en el caso del sillín lo usé por más de 6 meses y en el caso de la ropa como unas 8 semanas antes.

Personalmente siempre me gusta competir con trajes de dos piezas siento que esto me da más rango de movimiento para ir al baño si es necesario, o debajo de una palmera como me pasó en la maratón de Quepos, o de poder subirme un poco la blusa en caso de calor extremo, uno de los detalles que más me interesaba probar era que la parte superior no me molestara para la sección de natación y que a la vez fuera fresca para el ciclismo y algo cubridora para la noche pues ya sabía de antemano que iniciaríamos 7 am y finalizaría en mi caso cercanas las 9 pm, toda mi programación alimentaria y de vestimenta iba direccionada para durar unas 15 horas.

El casco siempre fue el mismo que utilicé en entrenamientos, no era un casco de esos que cortan el viento sino más bien uno tradicional que lo que busca es proteger y que sea muy cómodo, no utilicé como siempre lo había hecho guantes para la sección de ciclismo, todo lo que uno se pueda quitar de encima es una ventaja.

Usé medias para la sección de atletismo más no para la sección de ciclismo, sí tuve una dolencia en el pie después de haber pedaleado los 180km pero nada que me impidiera llegar sonriente y feliz a esa tienda de cambio de ropa para iniciar la maratón, lo del dolor es parte, que sería un evento de estos sin dolor, no sería lo retador que es.

Para la parte de atletismo usé lentes oscuros al inicio luego rápido vino la lluvia, la noche y no fueron necesarios, si se quisiera uno los puede dejar en la bolsa de recarga que se planifica para cuando se va por la mitad de la maratón, igualmente en esta bolsa había dejado unas medias limpias y una blusa seca, nada de esas prendas usé, ya que llovió tanto que habían quedado secciones de la ruta con el agua hasta los tobillos y un poco más por lo cual lo que sea que uno se pusiera seco igual era cuestión de unos cuantos pasos para que se volviera a mojar.

El porta número que utilicé fue el que me regaló el profesor Yamil Brenes que decía Triton Multisport, con el que varios compañeros de equipo me identificaron y me saludaban.

En mi próxima entrada les contaré como empaqué y que preparé el transporte de la bicicleta en el viaje que haría a México.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Bicicleta para el Ironman

Muchos pensarán que para participar en evento como estos se requiere hacer una inversión exorbitante de dinero para acudir con una bicicleta que pueda responder a la exigencia y a la categoría del evento, voy a decirles que si se cuenta con el recurso es bueno que lo hagas y te des el gusto de usar una bicicleta de esas que podría usar un atleta de la élite mundial, pero si los recursos son limitados perfectamente como todo en la vida se pueden hacer adaptaciones y lograr aun así cumplir con el objetivo.

Durante mis 9 años de realizar triatlón he contado con 3 bicicletas de ruta o de carrera como algunos las conocen en otras latitudes, la primera una bastante básica con la cual adquirí la confianza y el aprendizaje de pasar de una bici de montaña a una más liviana y sensible a las irregularidades del terreno, la segunda con unas cuantas mejoras en componentes pero igualmente algo sencilla y la tercera que aún tengo y he tenido por más de 3 años con la que hice el evento de larga distancia Ironman, todas han sido bicicletas con marcos de aluminio, no de triatlón específicamente.  Para mi última bicicleta las adaptaciones que le hice fueron las siguientes, colocar unas aerobarras para apoyar los brazos las cuales probé durante los entrenamientos, lo que buscaba era contar con mayor cantidad de cambios de posturas posibles para proteger la espalda durante las horas de pedaleo de este tramo, ya antes de comprar esta bicicleta había hecho una inversión en unos aros  bastante buenos pero nada de alto perfil, una inversión que me garantizara y respaldara que por kilómetros de rodaje iba a contar seguridad y menos peso en el tramo de ciclismo, otra adaptación correspondió a los implementos necesarios para la hidratación, cabe mencionar que la asistencia durante el evento es buena y te apoyan con agua, hidratante, cambios de ánforas vacías por llenas y algunos alimentos,  en mi caso yo llevaba una ánfora adaptada en la parte delantera, dos en la parte de trasera del asiento y dos en el marco o cuadro, si hubiera llevado todo lleno contaría con un total de 3,2 litros, lo que me brindaría hidratación para unas cinco horas de ciclismo aproximadamente, sin embargo usaba los espacios de las ánforas como comodines las vacías pasaban atrás y las rellenas las colocaba adelante o en el marco o cuadro, esto también con el fin de no llevar este peso que en realidad no era necesario, en bolsas de plástico divididas en tomas de dos horas llevaba preparadas mis recargas de carbohidratos, azúcares, lípidos, proteínas, aminoácidos y electrolitos en una sola formula, un alimento especial para rendir por dos horas sin problemas, prácticamente un almuerzo completo en presentación líquida el cual mencioné en mi entrada anterior. Adicionalmente para llevar mi alimento sólido como bananos deshidratados y albaricoques también deshidratados usé un par de bolsitos con cierre de esos que se colocan en el cuadro con velcro.

A parte de esas adaptaciones no tuve más adaptaciones para este segmento que de antemano sabía que sería el más extenso de todo el evento.

En mi próxima entrada les contaré cómo escogí el traje y otros implementos con los que haría el evento, por ejemplo las tenis, casco, entre otros necesarios y reglamentarios para poder participar.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Nutrición para el Ironman

Esta será una de mis publicaciones favoritas porque al fin tocaré uno de los temas  por los cuales siento gran pasión, el de la nutrición y los cuidados que se deben de tener para lograr completar una prueba deportiva con un objetivo claro de la mejor manera posible.

Cabe mencionar que desde los 24 años por razones de salud he visitado a especialistas en nutrición, primeramente con la doctora Ligia Chaves y posteriormente con Mónica Umaña, ya próximos a cumplir mis 40 años aún sigo visitando a Mónica y solicitando consejo, aunque no lo crean cada vez que voy aprendo algo nuevo y diferente que me ayuda a pulir el objetivo que me haya planteado en un ciclo determinado, es increíble la cantidad de ajustes y variables que se pueden dar para mejorar.

Recuerdo que en mis primeros entrenamientos de larga distancia solía terminar en muy malas condiciones, no valía un cinco, según yo todo lo hacía bien hasta que en una de las citas le comenté a Mónica el detalle, ella vino con una serie de preguntas como ¿qué come durante el entrenamiento?, ¿cómo y con qué se hidrata?, ¿cada cuánto se hidrata?, ¿cada cuánto come?, ¿de qué duración son sus entrenamientos?, estas entre otras preguntas le dan a ella la luz para logar escudriñar la razón del porque me sentía mal al finalizar, descubrimos que no comía durante los entrenamientos de larga distancia, lo cual consumía mis reservas de carbohidratos que son nuestra fuente primaria de energía, adicionalmente la hidratación era pobre, el profesor Yamil siempre da indicaciones a seguir pero aun así son cosas a las que uno al inicio tiende a no prestarle la atención que se merecen.

Fue así como aprendí que si un entrenamiento dura más de una hora la ingesta de carbohidrato, electrolitos (hidrante) y agua cobra mayor importancia, y se debe de empezar desde la primera media hora de actividad física a reponer carbohidratos e ingiriendo líquidos cada 15 o 20 minutos, sorbos cortos para nunca tener sed, ya que si se siente sed ya el cuerpo está deshidratado y muy difícilmente se logrará rendir y sentirse bien cuando se lleva al cuerpo a este punto.

Mi carbohidrato por excelencia para entrenar es el banano, es barato, fácil de transportar y muy completo nutricionalmente hablando, usualmente consumo medio banano mediano cada media hora por lo cual si el entrenamiento está planificado para 3 horas al final habré consumido tres bananos medianos.  Con respecto a la hidratación en mi caso personal trato de consumir una ánfora de 600 ml por hora por lo cual si el entrenamiento es de 3 horas habré consumido un total de casi 2 litros de líquido, aparte mantengo una ánfora con los electrolitos, en mi caso personal uso el electrodex de limón que venden en la farmacia, cada sobre cuesta unos $0,25 y me da lo que requiero, no me gustan los cargados de azúcar que son más comerciales, estos de uso comercial no me caen mal y los consumo sin problema en las competencias, realmente mi estómago es una máquina potente, he sido bendecida con un excelente sistema digestivo, sin embargo hay cosas que evito como tomar gaseosas en competencia, sí lo  he hecho pero muy poco en la medida de lo posible lo evito, las veces que lo he hecho tampoco me han caído mal.  Otro carbohidrato que uso o alterno con el banano es la manzana o a veces me hago mis propios pasteles con lo que necesito, en general me gustan las cosas sencillas y fáciles que están al alcance de todas las personas.

Para las competencias uso siempre el banano y el albaricoque pero en sus versiones deshidratas ya que son más pequeños para llevar en la camisa de ciclismo o en algún bolsito que se tenga a mano, no se dañan con el calor y aportan lo mismo nutricionalmente hablando que si fuera la fruta original, en competencia también tomo Perpetuem  de naranja que me lo recomendó mi querido Armando quien ha hecho unos 14 Ironmans, desde que él me lo recomendó lo he seguido usando y me gusta porque no es nada dulce, una afora te aporta una comida completa por dos horas, prácticamente es un almuerzo portátil, en realidad con el Perpetuem el banano es adicional a lo que tu cuerpo pueda requerir sin embargo por psicología a veces ayuda sentir que se consume algo sólido y que puedes masticar, igualmente este alimento tiene lo necesario en electrolitos para rendir por dos horas sin problema, así que según sea el evento así será la cantidad de este alimento que requiera, para un evento de distancia olímpica (1500mts de natación, 40km de ciclismo y 10km de atletismo) usualmente en mi caso, ya que esto se saca por peso, uso un sobre para toda la parte de ciclismo y un sobre para recuperar cuando termino el evento. Para los entrenamientos de diario no uso este alimento solamente para ocasiones especiales como competencias o las sobrecargas.

Un detalle importante y que no deseo dejar de mencionar, especialmente viviendo en un país tropical es que la hidratación para un evento no se da solamente en el evento, esta hidratación usualmente inicia una semana antes del evento especialmente si se sabe de antemano que se va para un lugar caliente, una semana antes consumo más liquido de lo normal por lo menos un litro más y unos cinco días antes ya comienzo con el hidratante uno o dos sobres de electrodex diariamente, esto fuera de la hidratación que normalmente se hace cuando uno entrena.  Un punto importante que aunque algunos quieran auto engañarse, el licor es licor acá en la China o en la luna, y el licor deshidrata en vez de hidratar ese no es un secreto para nadie, por lo cual no consumo absolutamente nada de licor ni antes ni después de un evento.

Será un gran gusto de mi parte poder darles ideas de alimentos así que si desean preguntarme lo pueden hacer con total libertad.

En mi próxima publicación les constaré de como tuve que preparar mi bicicleta para el evento que tenía proyectado para diciembre, la larga distancia ironman.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa