Desarmado de la bicicleta para transporte aéreo

En preparación para el viaje por avión para el evento madre, el Ironman de Cozumel en el año 2013, debía aprender a armar y desarmar la bicicleta en una caja para transportarla en forma segura y sin percances, para esto acudí a mi amigo Emanuel quien es un experto en todo lo que al ciclismo se refiere, no solo me ayudó a conseguir una caja de transporte a buen precio sino que también coordinamos un día para que él pudiera explicarme el desarmado y armado de la bicicleta para cuando llegara al destino, adicionalmente me capacitó en las herramientas básicas y su  uso.  Originalmente había pensado alquilar la caja para transporte pero la verdad me puse a pensar que si quería seguir participando en este tipo de eventos lo idóneo era contar con los recursos a mano para cada ocasión.

La bicicleta se puede desarmar tanto como uno se sienta seguro de hacerlo, luego descubrí que la organización por lo general coloca un puesto de mecánica general en cada uno de los principales hoteles con el fin de dar apoyo a cada uno de los participantes, sin embargo es siempre de gran valor poder hacerlo por uno mismo y acudir a esta ayuda solamente si definitivamente es algo muy serio o que uno no puede solucionar.  En mi caso desarmé la bicicleta de la siguiente manera, quité las dos llantas, la manivela, las aerobarras y el asiento, los pedales los pude dejar pegados así como el  resto de los componentes sin ningún problema, las llantas siempre se deben de empacar desinfladas esto porque la presión aumenta con la altura y puede hacer que las llantas se estallen durante el vuelo, tampoco es permitido empacar las capsulas con gas para inflado rápido de las llantas ya que igualmente pueden activarse durante el vuelo, las herramientas se pueden enviar en el equipaje normal, preferí cerrar la caja con candados tomando en cuenta que estos pueden ser abiertos por la aerolínea si ellos desean abrir la caja para revisar su interior.

Existen varias empresas que se dedican al transporte de las bicicletas para varios países en donde un paga el monto pactado y ellos se encargan de todo, sin embargo esa opción, debido a que somos un mercado pequeño, no existe para Costa Rica.

El costo de transporte de la bicicleta ronda en unos $150 para cada tramo del viaje, este costo puede variar según corresponda a una aerolínea o a otra y el destino final.

En mi próxima publicación les contaré como fue el día del viaje para llegar al destino donde sería el evento.

Desarmado de la bici Cozumel 2013

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Implementos para el Ironman

Para seleccionar los implementos con los que realizaría el Ironman dediqué buen tiempo a la prueba y al error lo idóneo, como siempre, es nunca ir a participar con implementos nuevos que no se hayan probado por un tiempo pertinente en los entrenamientos, así sabremos qué nos funcionará y que no o sabremos a qué atenernos cuando los usamos, por ejemplo tengo unos zapatos tenis para correr que son como nubes y me encantan para eventos de distancia olímpica en la sección de atletismo, sin embargo como los uso sin medias ya sé que solo se ajustan para la distancia de  10km pues después de eso ya empieza a aparecer una ampolla en cierta zona del pie que yo ya tengo identificada y la cual ya sé que tolero sin problema, de hecho ya sé que cuando empiezo a sentirla es porque ya estoy próxima a terminar el evento.

Los lentes de natación que utilicé fueron los mismos con los que había estado entrenando y participando en eventos durante todo ese año 2013, ya sabía que se ajustaban, si se empañaban o no, si ingresaba una gota de agua no era mayor estrés y sabía que podría apreciar aquel bello mar, sus peces de colores azules, sus corales y sus blancas arenas.

Para los tenis con los que correría la maratón tuve que seleccionar entre tres marcas que son las que usualmente escojo, faltando unos dos meses compré unas tenis para probarlas para la maratón pero no me funcionaron así que regresé a mis viejas tenis para terminar los entrenamientos y para correr la maratón, aquellas que ya conocía como amigas fieles por kilómetros de carretera, ya sabía que correría con medias, que  usaría cordones elásticos en vez de los de amarrar, que no me afectaría el peso que ganara en caso de lluvia, sudor, agua o cualquier otro fluido que cayera en los zapatos, ellos me responderían a cabalidad como un carro 4 x 4.

Para la ropa o vestimenta, tuve la ayuda de mi amigo Armando Ocampo quien he mencionado antes que ha realizado ya más de 14 distancias Ironman, igualmente me dijo que debía probar la vestimenta por buen tiempo en entrenamientos, me dijo que la licra de ciclismo debía dar un buen colchón para las largas horas que pasaría en el sillín, también que debía seleccionar un sillín igualmente muy cómodo para las horas de pedaleo, todo esto lo hice con buen tiempo para probarlo, en el caso del sillín lo usé por más de 6 meses y en el caso de la ropa como unas 8 semanas antes.

Personalmente siempre me gusta competir con trajes de dos piezas siento que esto me da más rango de movimiento para ir al baño si es necesario, o debajo de una palmera como me pasó en la maratón de Quepos, o de poder subirme un poco la blusa en caso de calor extremo, uno de los detalles que más me interesaba probar era que la parte superior no me molestara para la sección de natación y que a la vez fuera fresca para el ciclismo y algo cubridora para la noche pues ya sabía de antemano que iniciaríamos 7 am y finalizaría en mi caso cercanas las 9 pm, toda mi programación alimentaria y de vestimenta iba direccionada para durar unas 15 horas.

El casco siempre fue el mismo que utilicé en entrenamientos, no era un casco de esos que cortan el viento sino más bien uno tradicional que lo que busca es proteger y que sea muy cómodo, no utilicé como siempre lo había hecho guantes para la sección de ciclismo, todo lo que uno se pueda quitar de encima es una ventaja.

Usé medias para la sección de atletismo más no para la sección de ciclismo, sí tuve una dolencia en el pie después de haber pedaleado los 180km pero nada que me impidiera llegar sonriente y feliz a esa tienda de cambio de ropa para iniciar la maratón, lo del dolor es parte, que sería un evento de estos sin dolor, no sería lo retador que es.

Para la parte de atletismo usé lentes oscuros al inicio luego rápido vino la lluvia, la noche y no fueron necesarios, si se quisiera uno los puede dejar en la bolsa de recarga que se planifica para cuando se va por la mitad de la maratón, igualmente en esta bolsa había dejado unas medias limpias y una blusa seca, nada de esas prendas usé, ya que llovió tanto que habían quedado secciones de la ruta con el agua hasta los tobillos y un poco más por lo cual lo que sea que uno se pusiera seco igual era cuestión de unos cuantos pasos para que se volviera a mojar.

El porta número que utilicé fue el que me regaló el profesor Yamil Brenes que decía Triton Multisport, con el que varios compañeros de equipo me identificaron y me saludaban.

En mi próxima entrada les contaré como empaqué y que preparé el transporte de la bicicleta en el viaje que haría a México.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Bicicleta para el Ironman

Muchos pensarán que para participar en evento como estos se requiere hacer una inversión exorbitante de dinero para acudir con una bicicleta que pueda responder a la exigencia y a la categoría del evento, voy a decirles que si se cuenta con el recurso es bueno que lo hagas y te des el gusto de usar una bicicleta de esas que podría usar un atleta de la élite mundial, pero si los recursos son limitados perfectamente como todo en la vida se pueden hacer adaptaciones y lograr aun así cumplir con el objetivo.

Durante mis 9 años de realizar triatlón he contado con 3 bicicletas de ruta o de carrera como algunos las conocen en otras latitudes, la primera una bastante básica con la cual adquirí la confianza y el aprendizaje de pasar de una bici de montaña a una más liviana y sensible a las irregularidades del terreno, la segunda con unas cuantas mejoras en componentes pero igualmente algo sencilla y la tercera que aún tengo y he tenido por más de 3 años con la que hice el evento de larga distancia Ironman, todas han sido bicicletas con marcos de aluminio, no de triatlón específicamente.  Para mi última bicicleta las adaptaciones que le hice fueron las siguientes, colocar unas aerobarras para apoyar los brazos las cuales probé durante los entrenamientos, lo que buscaba era contar con mayor cantidad de cambios de posturas posibles para proteger la espalda durante las horas de pedaleo de este tramo, ya antes de comprar esta bicicleta había hecho una inversión en unos aros  bastante buenos pero nada de alto perfil, una inversión que me garantizara y respaldara que por kilómetros de rodaje iba a contar seguridad y menos peso en el tramo de ciclismo, otra adaptación correspondió a los implementos necesarios para la hidratación, cabe mencionar que la asistencia durante el evento es buena y te apoyan con agua, hidratante, cambios de ánforas vacías por llenas y algunos alimentos,  en mi caso yo llevaba una ánfora adaptada en la parte delantera, dos en la parte de trasera del asiento y dos en el marco o cuadro, si hubiera llevado todo lleno contaría con un total de 3,2 litros, lo que me brindaría hidratación para unas cinco horas de ciclismo aproximadamente, sin embargo usaba los espacios de las ánforas como comodines las vacías pasaban atrás y las rellenas las colocaba adelante o en el marco o cuadro, esto también con el fin de no llevar este peso que en realidad no era necesario, en bolsas de plástico divididas en tomas de dos horas llevaba preparadas mis recargas de carbohidratos, azúcares, lípidos, proteínas, aminoácidos y electrolitos en una sola formula, un alimento especial para rendir por dos horas sin problemas, prácticamente un almuerzo completo en presentación líquida el cual mencioné en mi entrada anterior. Adicionalmente para llevar mi alimento sólido como bananos deshidratados y albaricoques también deshidratados usé un par de bolsitos con cierre de esos que se colocan en el cuadro con velcro.

A parte de esas adaptaciones no tuve más adaptaciones para este segmento que de antemano sabía que sería el más extenso de todo el evento.

En mi próxima entrada les contaré cómo escogí el traje y otros implementos con los que haría el evento, por ejemplo las tenis, casco, entre otros necesarios y reglamentarios para poder participar.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Nutrición para el Ironman

Esta será una de mis publicaciones favoritas porque al fin tocaré uno de los temas  por los cuales siento gran pasión, el de la nutrición y los cuidados que se deben de tener para lograr completar una prueba deportiva con un objetivo claro de la mejor manera posible.

Cabe mencionar que desde los 24 años por razones de salud he visitado a especialistas en nutrición, primeramente con la doctora Ligia Chaves y posteriormente con Mónica Umaña, ya próximos a cumplir mis 40 años aún sigo visitando a Mónica y solicitando consejo, aunque no lo crean cada vez que voy aprendo algo nuevo y diferente que me ayuda a pulir el objetivo que me haya planteado en un ciclo determinado, es increíble la cantidad de ajustes y variables que se pueden dar para mejorar.

Recuerdo que en mis primeros entrenamientos de larga distancia solía terminar en muy malas condiciones, no valía un cinco, según yo todo lo hacía bien hasta que en una de las citas le comenté a Mónica el detalle, ella vino con una serie de preguntas como ¿qué come durante el entrenamiento?, ¿cómo y con qué se hidrata?, ¿cada cuánto se hidrata?, ¿cada cuánto come?, ¿de qué duración son sus entrenamientos?, estas entre otras preguntas le dan a ella la luz para logar escudriñar la razón del porque me sentía mal al finalizar, descubrimos que no comía durante los entrenamientos de larga distancia, lo cual consumía mis reservas de carbohidratos que son nuestra fuente primaria de energía, adicionalmente la hidratación era pobre, el profesor Yamil siempre da indicaciones a seguir pero aun así son cosas a las que uno al inicio tiende a no prestarle la atención que se merecen.

Fue así como aprendí que si un entrenamiento dura más de una hora la ingesta de carbohidrato, electrolitos (hidrante) y agua cobra mayor importancia, y se debe de empezar desde la primera media hora de actividad física a reponer carbohidratos e ingiriendo líquidos cada 15 o 20 minutos, sorbos cortos para nunca tener sed, ya que si se siente sed ya el cuerpo está deshidratado y muy difícilmente se logrará rendir y sentirse bien cuando se lleva al cuerpo a este punto.

Mi carbohidrato por excelencia para entrenar es el banano, es barato, fácil de transportar y muy completo nutricionalmente hablando, usualmente consumo medio banano mediano cada media hora por lo cual si el entrenamiento está planificado para 3 horas al final habré consumido tres bananos medianos.  Con respecto a la hidratación en mi caso personal trato de consumir una ánfora de 600 ml por hora por lo cual si el entrenamiento es de 3 horas habré consumido un total de casi 2 litros de líquido, aparte mantengo una ánfora con los electrolitos, en mi caso personal uso el electrodex de limón que venden en la farmacia, cada sobre cuesta unos $0,25 y me da lo que requiero, no me gustan los cargados de azúcar que son más comerciales, estos de uso comercial no me caen mal y los consumo sin problema en las competencias, realmente mi estómago es una máquina potente, he sido bendecida con un excelente sistema digestivo, sin embargo hay cosas que evito como tomar gaseosas en competencia, sí lo  he hecho pero muy poco en la medida de lo posible lo evito, las veces que lo he hecho tampoco me han caído mal.  Otro carbohidrato que uso o alterno con el banano es la manzana o a veces me hago mis propios pasteles con lo que necesito, en general me gustan las cosas sencillas y fáciles que están al alcance de todas las personas.

Para las competencias uso siempre el banano y el albaricoque pero en sus versiones deshidratas ya que son más pequeños para llevar en la camisa de ciclismo o en algún bolsito que se tenga a mano, no se dañan con el calor y aportan lo mismo nutricionalmente hablando que si fuera la fruta original, en competencia también tomo Perpetuem  de naranja que me lo recomendó mi querido Armando quien ha hecho unos 14 Ironmans, desde que él me lo recomendó lo he seguido usando y me gusta porque no es nada dulce, una afora te aporta una comida completa por dos horas, prácticamente es un almuerzo portátil, en realidad con el Perpetuem el banano es adicional a lo que tu cuerpo pueda requerir sin embargo por psicología a veces ayuda sentir que se consume algo sólido y que puedes masticar, igualmente este alimento tiene lo necesario en electrolitos para rendir por dos horas sin problema, así que según sea el evento así será la cantidad de este alimento que requiera, para un evento de distancia olímpica (1500mts de natación, 40km de ciclismo y 10km de atletismo) usualmente en mi caso, ya que esto se saca por peso, uso un sobre para toda la parte de ciclismo y un sobre para recuperar cuando termino el evento. Para los entrenamientos de diario no uso este alimento solamente para ocasiones especiales como competencias o las sobrecargas.

Un detalle importante y que no deseo dejar de mencionar, especialmente viviendo en un país tropical es que la hidratación para un evento no se da solamente en el evento, esta hidratación usualmente inicia una semana antes del evento especialmente si se sabe de antemano que se va para un lugar caliente, una semana antes consumo más liquido de lo normal por lo menos un litro más y unos cinco días antes ya comienzo con el hidratante uno o dos sobres de electrodex diariamente, esto fuera de la hidratación que normalmente se hace cuando uno entrena.  Un punto importante que aunque algunos quieran auto engañarse, el licor es licor acá en la China o en la luna, y el licor deshidrata en vez de hidratar ese no es un secreto para nadie, por lo cual no consumo absolutamente nada de licor ni antes ni después de un evento.

Será un gran gusto de mi parte poder darles ideas de alimentos así que si desean preguntarme lo pueden hacer con total libertad.

En mi próxima publicación les constaré de como tuve que preparar mi bicicleta para el evento que tenía proyectado para diciembre, la larga distancia ironman.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Natación playa Herradura

Este evento lo disfruto mucho no solo por la zona en donde se hace, el Pacífico Central de Costa Rica, sino también porque muy cerca del lugar del evento existe un restaurante que desde mi niñez solía visitar en los días de camping con mis padres, el nombre de lugar es Juanita, ahora el lugar ha evolucionado ya no solo es un área de camping sino que adicionalmente cuenta con un delicioso restaurante donde se come el mejor filete de atún a la pimienta.

Nadar en esta playa tiene ventajas, queda cerca del área metropolitana y usualmente es muy tranquila sin corrientes que puedan afectar durante el evento.  Ese día éramos alrededor de unas 200 personas que nadaríamos, las rutinas son las mismas estiramiento, calentamiento dentro del agua por unos diez minutos, luego mantenerse hidratado, si el evento se atrasa siempre tener a la mano algo para comer una media hora antes de la salida.

La salida de este evento fue una sola, no hubo separación por sexos, lo cual lo torna más estratégico, si eres bueno nadando lo mejor es estar siempre adelante pero en este caso se estaría con los mejores nadadores masculinos también así que hay que saber dónde ubicarse, me gusta siempre tener la boya de inicio a mi derecha así puedo empezar un poco alejada del tumulto e irme alineando una vez en el agua con ella, esta decisión solo cambia sin la corriente es contraria en cuyo caso  busco estar al lado izquierdo de la boya para que la corriente sea la que ayude en el trabajo de alinearse y a su vez no caer en el puro centro del tumulto de la salida, esto no siempre se logra pero se procura evitar, si sucede no se entra en pánico solo se busca encontrar tu espacio poco a poco para nadar en forma más libre de tantas personas cerca, personalmente me gusta nadar sola, contrario a otros nadadores que prefieren ir pegados a alguien yo procuro ir sola con mi estrategia, mi ritmo y mi paz, solo busco alinearme con algún nadador ya cuando se va acercando la salida para aumentar el ritmo y comenzar a patear más fuerte eso sí debe de ser alguien que te rete para que puedas lograr un buen cierre.

Este evento transcurrió gracias a Dios con total naturalidad, no hubo mayores contratiempos y como siempre lo disfruté de gran manera  y lo mejor luego vino la recompensa, el filete de atún a la pimienta.

Ya para cuando hice este evento era el mes de setiembre, mes en que según  la planificación del  profesor Yamil Brenes debíamos empezar con la sobrecarga, faltando doce semanas exactamente antes del evento, fue así como vino una nueva experiencia, aprender a conocer lo que es una sobrecarga para un evento de larga distancia en triatlón, de esto les escribiré en mi próxima entrada.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Triatlón en Hacienda Pinilla, Guanacaste, Costa Rica

Este evento lo tenía planificado dentro de mi calendario como preparación para participar en diciembre en la larga distancia ¨Ironman¨.
Cuando me inscribí y asistí nunca me imaginé lo diferente que sería este evento de los anteriores, pensé que sería un evento que transcurriría en forma natural, recuerdo que el día que llegué al hotel, que estaba muy cerca del mar donde nadaríamos, decidí ir a probar el agua, para sentir la temperatura, cuando llegué a la playa la que estaba justo en frente del hotel me di cuenta de lo revuelto que estaba el mar, yo sabía que ese mar no era nada tranquilo pues es un lugar en donde suelen ir los surfeadores y ya solo eso me decía mucho, teniendo el mar de frente decidí como usualmente hago no darle mucha vuelta al tema de las altas olas y entré, desde que iba entrando ya sentía la fuerza del agua y lo inteligente que había que ser para que no te estallara una ola encima, me fui poco a poco hacia adentro hasta el punto en donde las olas estuvieran un poco más tranquilas, observé que ese punto no era cercano sino que estaba ya bien lejos de la playa por lo cual decidí quedarme ahí practicando como esquivar las olas tan fuertes que se venían, cuando entraba y se venía la ola me encogía, tomaba aire y la pasaba por debajo, eso me lo había enseñado mi papá, después de unas cuantas olas me di cuenta que los pies era lo último que entraba bajo el agua y la ola me jalaba con fuerza desde ellos hacia arriba, así que empecé a hacer lo mismo pero encogiendo las piernas y vi que funcionaba perfecto, era un tipo de posición fetal, me quede ahí, como vi que venía cayendo el sol decidí empezar a salir, la estrategia para salir sería parecida a la de la entrada pero esta vez la desventaja era que llevaría las olas de espalda así que debía prestar el doble de atención para que no me cayera encima ninguna, la frecuencia de las olas era alta y a veces apenas daba chance de respirar dar unas brazadas y ya venía la otra ola así que tocaba repetir la maniobra, fui saliendo poco a poco hasta que llegué a la playa, hasta ese momento me di cuenta que tenía audiencia, ahí estaban los organizadores del evento esperando a ver si yo iba a lograr salir de ese embrollo en el que solita me había metido, creo que estaban preocupados, cuando salí me dijeron: -¨estábamos esperando a ver cómo usted iba a salir de ahí¨-, yo les dije que solo quería probar el agua para mañana y me dijeron: -¨para empezar no es acá donde se va a nadar es allá, me señalaron un punto que apenas veía, además esta es la zona más peligrosa, el mar es muy fuerte y en el fondo hay corales filosos¨-, yo sentí esos corales varias veces cerca pero con mi maniobra fetal logré salir ilesa.

Acto seguido ir a descansar para el día siguiente cuando sería el evento, como siempre toca madrugar bastante, comer bien, hidratarse, calentar y verificar que todos los implementos estén en su lugar, cuando íbamos caminando al lugar de salida en el mar noté que estaba igual de fuerte que el día anterior, pero efectivamente en ese punto la entrada era un poco mejor de la que yo había hecho el día anterior por lo cual me tranquilicé, la organización decidió esperar un poco a que el oleaje bajara, un poco fue como más de una hora, eso implica que todos los participantes nos encontrábamos en la playa contemplando tremendo espectáculo que se convertía en tortura, es como ver una escena que asusta muchas veces seguidas, así era cada ola, el mar hacía el rebobinado una y otra vez, ya pasado mucho tiempo, la organización tomó la decisión de dar salida al evento, durante todo ese tiempo de espera tomé varias decisiones, yo solía nadar con el número puesto, ese día no lo haría porque de ahí alguien si entraba en pánico me podía jalar al fondo para salvarse, revisé cuidadosamente que no tuviera nada de donde alguien me pudiera jalar y me puse vaselina por si alguien me tomaba de un brazo, he de confesarlo para que se resbalara, era supervivencia pura, yo no estaba entrenada para rescate acuático así que era mejor que se salvara uno a que se perjudicaran dos, recuerdo que cuando se dio la salida mucha gente no entró, otros al acercarse se echaron para atrás, en cuenta algunos atletas élite, y otros nos aventuramos a descubrir cómo entrar sin que nos cayera una ola encima, me di cuenta que no había chance se entraría siendo revolcado y se saldría de la misma manera, así que aplicando lo del día anterior procuré nadar hasta al punto donde ya no reventaban las olas, en este caso sí se lograba llegar a este punto pues se entraba bastante con relación a la playa, una vez ahí todo era concentrarse para sacar los 1500 metros, con oleaje sí pero se lograba manejar, algunas veces la brazada caía en el aire pues la ola te levantaba, pero uno seguía de todos modos todos estábamos en la mismas, faltando 500 metros empecé a planificar la salida, llevaba un ritmo muy rápido lo sentía en la respiración y me dije: -¨si voy saliendo y una ola me agarra y me tira al fondo no voy a tener aire para aguantar y volver a salir¨- así que bajé el ritmo previniendo lo anterior, iba con mucho cuidado calculando ver hacía atrás para saber cuándo tocaba consumirse para esquivar la ola, lo logré en un 99% de las ocasiones pero vino el 1% y me cayó justo encima casi llegando, ¡qué poca gracia me hizo!, cuando pensé que saldría sin revolcón, me tocó al igual que a la entrada, uno y bien fuerte, dicho y hecho la ola me cayó y me tiró hasta el fondo, no sé cuántas vueltas di, casi pierdo los lentes y la gorra, la faja del monitor cardíaco me quedó en la cintura, por dicha había bajado el ritmo tal y como lo había planificado, de lo contrario no hubiera contando con el aire suficiente para ese tremendo revolcón, cuando saqué la cabeza no sabía ni para dónde estaba la playa pero justo en ese momento vi una mano, era de uno de los organizadores que estaban ayudando a salir a la gente que habíamos entrado, me indicó para donde seguir, ya podía hasta pararme en la arena, logré llegar a la playa, tan exhausta como nunca antes lo había estado en un evento y aún faltaba la bici y la corrida, el reto era terminar, esa fue la mentalidad que asumí, así logre cruzar esa meta, una más en mi camino al ¨Ironman¨.

En este evento se retiraron más de 50 personas, algunas se fueron corriendo a la bicicleta como si hubieran nadado, no hubo manera de controlar quien completó la natación y quien no, luego conversando con alguien que participó me dijo que él había sido uno de esos que no nadó y que así logro ganar en su categoría, me comentó que él no había entrado al mar porque nunca encontró una ventaja y yo en mis adentros me decía que ventana y que nada, eso ahí no existía, era revolcón asegurado para poder entrar.
En mi próxima publicación les hablaré de un evento, el siguiente en el calendario, me refiero a uno muy conocido que es la carrera Correcaminos.

Triatlón, Hacienda Pinilla, Guanacaste, Costa Rica

Pronto contaremos con un Stock Video

Pronto contaremos con vídeos para ayudarte a mejorar tu técnica de natación.

Pronto contaremos para tu servicio con un Stock de Videos para mejorar tu técnica de natación

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa