Desarmado de la bicicleta para transporte aéreo

En preparación para el viaje por avión para el evento madre, el Ironman de Cozumel en el año 2013, debía aprender a armar y desarmar la bicicleta en una caja para transportarla en forma segura y sin percances, para esto acudí a mi amigo Emanuel quien es un experto en todo lo que al ciclismo se refiere, no solo me ayudó a conseguir una caja de transporte a buen precio sino que también coordinamos un día para que él pudiera explicarme el desarmado y armado de la bicicleta para cuando llegara al destino, adicionalmente me capacitó en las herramientas básicas y su  uso.  Originalmente había pensado alquilar la caja para transporte pero la verdad me puse a pensar que si quería seguir participando en este tipo de eventos lo idóneo era contar con los recursos a mano para cada ocasión.

La bicicleta se puede desarmar tanto como uno se sienta seguro de hacerlo, luego descubrí que la organización por lo general coloca un puesto de mecánica general en cada uno de los principales hoteles con el fin de dar apoyo a cada uno de los participantes, sin embargo es siempre de gran valor poder hacerlo por uno mismo y acudir a esta ayuda solamente si definitivamente es algo muy serio o que uno no puede solucionar.  En mi caso desarmé la bicicleta de la siguiente manera, quité las dos llantas, la manivela, las aerobarras y el asiento, los pedales los pude dejar pegados así como el  resto de los componentes sin ningún problema, las llantas siempre se deben de empacar desinfladas esto porque la presión aumenta con la altura y puede hacer que las llantas se estallen durante el vuelo, tampoco es permitido empacar las capsulas con gas para inflado rápido de las llantas ya que igualmente pueden activarse durante el vuelo, las herramientas se pueden enviar en el equipaje normal, preferí cerrar la caja con candados tomando en cuenta que estos pueden ser abiertos por la aerolínea si ellos desean abrir la caja para revisar su interior.

Existen varias empresas que se dedican al transporte de las bicicletas para varios países en donde un paga el monto pactado y ellos se encargan de todo, sin embargo esa opción, debido a que somos un mercado pequeño, no existe para Costa Rica.

El costo de transporte de la bicicleta ronda en unos $150 para cada tramo del viaje, este costo puede variar según corresponda a una aerolínea o a otra y el destino final.

En mi próxima publicación les contaré como fue el día del viaje para llegar al destino donde sería el evento.

Desarmado de la bici Cozumel 2013

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Implementos para el Ironman

Para seleccionar los implementos con los que realizaría el Ironman dediqué buen tiempo a la prueba y al error lo idóneo, como siempre, es nunca ir a participar con implementos nuevos que no se hayan probado por un tiempo pertinente en los entrenamientos, así sabremos qué nos funcionará y que no o sabremos a qué atenernos cuando los usamos, por ejemplo tengo unos zapatos tenis para correr que son como nubes y me encantan para eventos de distancia olímpica en la sección de atletismo, sin embargo como los uso sin medias ya sé que solo se ajustan para la distancia de  10km pues después de eso ya empieza a aparecer una ampolla en cierta zona del pie que yo ya tengo identificada y la cual ya sé que tolero sin problema, de hecho ya sé que cuando empiezo a sentirla es porque ya estoy próxima a terminar el evento.

Los lentes de natación que utilicé fueron los mismos con los que había estado entrenando y participando en eventos durante todo ese año 2013, ya sabía que se ajustaban, si se empañaban o no, si ingresaba una gota de agua no era mayor estrés y sabía que podría apreciar aquel bello mar, sus peces de colores azules, sus corales y sus blancas arenas.

Para los tenis con los que correría la maratón tuve que seleccionar entre tres marcas que son las que usualmente escojo, faltando unos dos meses compré unas tenis para probarlas para la maratón pero no me funcionaron así que regresé a mis viejas tenis para terminar los entrenamientos y para correr la maratón, aquellas que ya conocía como amigas fieles por kilómetros de carretera, ya sabía que correría con medias, que  usaría cordones elásticos en vez de los de amarrar, que no me afectaría el peso que ganara en caso de lluvia, sudor, agua o cualquier otro fluido que cayera en los zapatos, ellos me responderían a cabalidad como un carro 4 x 4.

Para la ropa o vestimenta, tuve la ayuda de mi amigo Armando Ocampo quien he mencionado antes que ha realizado ya más de 14 distancias Ironman, igualmente me dijo que debía probar la vestimenta por buen tiempo en entrenamientos, me dijo que la licra de ciclismo debía dar un buen colchón para las largas horas que pasaría en el sillín, también que debía seleccionar un sillín igualmente muy cómodo para las horas de pedaleo, todo esto lo hice con buen tiempo para probarlo, en el caso del sillín lo usé por más de 6 meses y en el caso de la ropa como unas 8 semanas antes.

Personalmente siempre me gusta competir con trajes de dos piezas siento que esto me da más rango de movimiento para ir al baño si es necesario, o debajo de una palmera como me pasó en la maratón de Quepos, o de poder subirme un poco la blusa en caso de calor extremo, uno de los detalles que más me interesaba probar era que la parte superior no me molestara para la sección de natación y que a la vez fuera fresca para el ciclismo y algo cubridora para la noche pues ya sabía de antemano que iniciaríamos 7 am y finalizaría en mi caso cercanas las 9 pm, toda mi programación alimentaria y de vestimenta iba direccionada para durar unas 15 horas.

El casco siempre fue el mismo que utilicé en entrenamientos, no era un casco de esos que cortan el viento sino más bien uno tradicional que lo que busca es proteger y que sea muy cómodo, no utilicé como siempre lo había hecho guantes para la sección de ciclismo, todo lo que uno se pueda quitar de encima es una ventaja.

Usé medias para la sección de atletismo más no para la sección de ciclismo, sí tuve una dolencia en el pie después de haber pedaleado los 180km pero nada que me impidiera llegar sonriente y feliz a esa tienda de cambio de ropa para iniciar la maratón, lo del dolor es parte, que sería un evento de estos sin dolor, no sería lo retador que es.

Para la parte de atletismo usé lentes oscuros al inicio luego rápido vino la lluvia, la noche y no fueron necesarios, si se quisiera uno los puede dejar en la bolsa de recarga que se planifica para cuando se va por la mitad de la maratón, igualmente en esta bolsa había dejado unas medias limpias y una blusa seca, nada de esas prendas usé, ya que llovió tanto que habían quedado secciones de la ruta con el agua hasta los tobillos y un poco más por lo cual lo que sea que uno se pusiera seco igual era cuestión de unos cuantos pasos para que se volviera a mojar.

El porta número que utilicé fue el que me regaló el profesor Yamil Brenes que decía Triton Multisport, con el que varios compañeros de equipo me identificaron y me saludaban.

En mi próxima entrada les contaré como empaqué y que preparé el transporte de la bicicleta en el viaje que haría a México.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Nutrición para el Ironman

Esta será una de mis publicaciones favoritas porque al fin tocaré uno de los temas  por los cuales siento gran pasión, el de la nutrición y los cuidados que se deben de tener para lograr completar una prueba deportiva con un objetivo claro de la mejor manera posible.

Cabe mencionar que desde los 24 años por razones de salud he visitado a especialistas en nutrición, primeramente con la doctora Ligia Chaves y posteriormente con Mónica Umaña, ya próximos a cumplir mis 40 años aún sigo visitando a Mónica y solicitando consejo, aunque no lo crean cada vez que voy aprendo algo nuevo y diferente que me ayuda a pulir el objetivo que me haya planteado en un ciclo determinado, es increíble la cantidad de ajustes y variables que se pueden dar para mejorar.

Recuerdo que en mis primeros entrenamientos de larga distancia solía terminar en muy malas condiciones, no valía un cinco, según yo todo lo hacía bien hasta que en una de las citas le comenté a Mónica el detalle, ella vino con una serie de preguntas como ¿qué come durante el entrenamiento?, ¿cómo y con qué se hidrata?, ¿cada cuánto se hidrata?, ¿cada cuánto come?, ¿de qué duración son sus entrenamientos?, estas entre otras preguntas le dan a ella la luz para logar escudriñar la razón del porque me sentía mal al finalizar, descubrimos que no comía durante los entrenamientos de larga distancia, lo cual consumía mis reservas de carbohidratos que son nuestra fuente primaria de energía, adicionalmente la hidratación era pobre, el profesor Yamil siempre da indicaciones a seguir pero aun así son cosas a las que uno al inicio tiende a no prestarle la atención que se merecen.

Fue así como aprendí que si un entrenamiento dura más de una hora la ingesta de carbohidrato, electrolitos (hidrante) y agua cobra mayor importancia, y se debe de empezar desde la primera media hora de actividad física a reponer carbohidratos e ingiriendo líquidos cada 15 o 20 minutos, sorbos cortos para nunca tener sed, ya que si se siente sed ya el cuerpo está deshidratado y muy difícilmente se logrará rendir y sentirse bien cuando se lleva al cuerpo a este punto.

Mi carbohidrato por excelencia para entrenar es el banano, es barato, fácil de transportar y muy completo nutricionalmente hablando, usualmente consumo medio banano mediano cada media hora por lo cual si el entrenamiento está planificado para 3 horas al final habré consumido tres bananos medianos.  Con respecto a la hidratación en mi caso personal trato de consumir una ánfora de 600 ml por hora por lo cual si el entrenamiento es de 3 horas habré consumido un total de casi 2 litros de líquido, aparte mantengo una ánfora con los electrolitos, en mi caso personal uso el electrodex de limón que venden en la farmacia, cada sobre cuesta unos $0,25 y me da lo que requiero, no me gustan los cargados de azúcar que son más comerciales, estos de uso comercial no me caen mal y los consumo sin problema en las competencias, realmente mi estómago es una máquina potente, he sido bendecida con un excelente sistema digestivo, sin embargo hay cosas que evito como tomar gaseosas en competencia, sí lo  he hecho pero muy poco en la medida de lo posible lo evito, las veces que lo he hecho tampoco me han caído mal.  Otro carbohidrato que uso o alterno con el banano es la manzana o a veces me hago mis propios pasteles con lo que necesito, en general me gustan las cosas sencillas y fáciles que están al alcance de todas las personas.

Para las competencias uso siempre el banano y el albaricoque pero en sus versiones deshidratas ya que son más pequeños para llevar en la camisa de ciclismo o en algún bolsito que se tenga a mano, no se dañan con el calor y aportan lo mismo nutricionalmente hablando que si fuera la fruta original, en competencia también tomo Perpetuem  de naranja que me lo recomendó mi querido Armando quien ha hecho unos 14 Ironmans, desde que él me lo recomendó lo he seguido usando y me gusta porque no es nada dulce, una afora te aporta una comida completa por dos horas, prácticamente es un almuerzo portátil, en realidad con el Perpetuem el banano es adicional a lo que tu cuerpo pueda requerir sin embargo por psicología a veces ayuda sentir que se consume algo sólido y que puedes masticar, igualmente este alimento tiene lo necesario en electrolitos para rendir por dos horas sin problema, así que según sea el evento así será la cantidad de este alimento que requiera, para un evento de distancia olímpica (1500mts de natación, 40km de ciclismo y 10km de atletismo) usualmente en mi caso, ya que esto se saca por peso, uso un sobre para toda la parte de ciclismo y un sobre para recuperar cuando termino el evento. Para los entrenamientos de diario no uso este alimento solamente para ocasiones especiales como competencias o las sobrecargas.

Un detalle importante y que no deseo dejar de mencionar, especialmente viviendo en un país tropical es que la hidratación para un evento no se da solamente en el evento, esta hidratación usualmente inicia una semana antes del evento especialmente si se sabe de antemano que se va para un lugar caliente, una semana antes consumo más liquido de lo normal por lo menos un litro más y unos cinco días antes ya comienzo con el hidratante uno o dos sobres de electrodex diariamente, esto fuera de la hidratación que normalmente se hace cuando uno entrena.  Un punto importante que aunque algunos quieran auto engañarse, el licor es licor acá en la China o en la luna, y el licor deshidrata en vez de hidratar ese no es un secreto para nadie, por lo cual no consumo absolutamente nada de licor ni antes ni después de un evento.

Será un gran gusto de mi parte poder darles ideas de alimentos así que si desean preguntarme lo pueden hacer con total libertad.

En mi próxima publicación les constaré de como tuve que preparar mi bicicleta para el evento que tenía proyectado para diciembre, la larga distancia ironman.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Sensaciones durante la sobrecarga para el Ironman

Según me indicaba el profesor estas doce semanas se convertirían en cruciales para prepararse para este evento de larga distancia, ya que antes de eso el entrenamiento es el habitual que se ha hecho por años, dos sesiones de ciclismo, dos de atletismo y dos de natación adicional a esto dos sesiones de fuerza o de resistencia en el gimnasio según corresponda la etapa del entrenamiento en que se encuentre.

Como mencioné en mi publicación anterior para la sobrecarga por razones de tiempo y energía suspendimos en el gimnasio y nos enfocamos solamente en las sesiones direccionadas a cada uno de los tres deportes.  A la semana se realizaban un total de nueve sesiones, tres para cada deporte, cada una con cargas planificadas por el profesor, interesantemente nunca hicimos fondos de ciclismo mayores a tres horas pues según el profesor no eran necesarios para cumplir la meta planteada de 180 km que correspondería al tramo de ciclismo, las sesiones de natación nunca superaron los 3km cada una y las de atletismo nunca superaron las 2 horas fueron contadas las ocasiones en donde se corría por este tiempo casi siempre los entrenamientos eran de 1:15, 1:10 y 1:30, esto que describo suena manejable pero cuando se trata de cargar el cuerpo en preparación a un evento como este las intensidades son fuertes, recuerdo que me dolía el cuerpo de gran manera, tanto que soñaba que caminaba de manos claro seguro en mi sub consciente era menos doloroso que usar las piernas para moverme de un lado a otro.

La parte nutricional siempre fue muy bien manejada y supervisada por Mónica Umaña, y las sesiones de masajes para recuperación pasaron a ser semanales, se descansaba un día a la semana que yo solía usarlo como comodín para por razones de trabajo o alguna actividad familiar.

Gran parte de los fondos de ciclismo  de 3 horas los hice en Quepos, con el enfoque de buscar condiciones de clima muy parecidas a las que enfrentaría en Cozumel que es una Isla, adicionalmente cada vez que me bajaba de la bici correspondía correr por lapsos de una media hora esto para no perder la memoria muscular y fuerza mental de pasar de un deporte a otro.

El calendario de eventos que había programado desde enero también quedó suspendido a partir de setiembre mi enfoque fue la sobrecarga no me daba más que para eso, sacar tiempo y fuerza para ir a un evento en ese momento se salía de mis fuerzas, claro esto lo visualicé hasta el momento en que ya estuve en esas circunstancias.

La ropa de compresión formaba parte de mi vestimenta durante el día para ayudarle un poco al cuerpo a recuperar mientras trabajaba en la oficina, por lo cual seleccionaba ropa de trabajo que ocultara estos accesorios que eran tan útiles y necesarios.

En mi próxima publicación les contare en que consistía la parte nutricional y el plan que aprendí a manejar en preparación para este evento.

____________________________________________________________________________________________

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Mi primera maratón

Mi hermana siempre a mi lado

En línea a la preparación para participar en el evento de larga distancia de triatlón conocido como ¨Ironman¨, tenía pendiente la asignatura de hacer una maratón, en realidad era un reto mas personal que necesario, esto lo sé porque lo discutí con mi entrenador y me indicó que de acuerdo al tiempo de entrenamiento que tenía y mi base no era necesario realizar una maratón antes de este evento, sin embargo yo deseaba hacerlo.

Fue así como me inscribí para la maratón de Quepos en su primera edición, seguí con mi plan de entrenamiento nada en particular muy distinto a lo que ya venía haciendo, se acercaba poco a poco la fecha hasta que llegó el día.

Iniciamos bien temprano el evento, empecé realmente bien, a un buen ritmo un poco alto para mí entender ahora, recuerdo que mi hermana me acompañó a cada metro, ella llevaba las cápsulas de sal, la alimentación y agua, fue mi ángel de la guardia de principio a fin, todo iba excelente hasta que llegué al retorno del kilómetro 21, desde ahí empezó el dolor y el sufrimiento, desde ahí dejé de disfrutar el evento, cabe mencionar que mi opinión de esta maratón es que es una carnicería completa, ahora me pongo a pensar que no sé qué estaba pensando para ir ahí, el calor era extenuante, no hay sombra alguna solo pavimento, las asistencia era muy reducida, equivalente a la cantidad de participantes y habían planos falsos que realmente golpeaban las piernas, después del kilómetro 21 todo fue a pura mente y pura fuerza de voluntad, nada de placer, recuerdo que quería parar pero procuraba seguir mi regla de nunca detenerse para no golpearme emocionalmente, bueno en este evento sí me detuve, y lo tuve que hacer porque no había de otra, tuve que orinar varias veces debajo de una palmera, a veces tuve que hacer más que orinar, tuve que detenerme a ponerme hielo en la cabeza, en el pecho y en todo lugar posible parar procurar bajar la temperatura corporal, el hielo me lo traía mi amigo Jesús quien iba y venía con el carro a comprarlo y me lo daba en bolsas, luego cuando se acabaron las bolsas me lo daba directo en la mano, he  de decirles que yo era la última corredora, ya no quedaba nadie más en el evento, los carros pasaban con corredores que hacía rato habían llegado, habían comido y hasta se habían bañado, me daban ánimo a seguir, la ambulancia de la organización no se me quitaba del lado y yo con necesidad de ir debajo de las palmeras, por dicha se aburrieron y se fueron, yo me quedé con mi hermana siguiendo paso a paso, hasta llegar a la meta, mis piernas me dolían de gran manera y me sentía exhausta pero feliz de haber cumplido este reto, ahora con calma y más experiencia así como madurez, sé que hubo muchos detalles que hice mal como por ejemplo empezar muy rápido, no haberme hidratado mejor los días previos y tampoco haber descansado en forma adecuada, pues el trabajo no me lo permitió, lo importante acá fue completar la meta, seguir aprendiendo y acumular detalles a corregir para lo que sería la maratón del ironman.

La duración de la maratón fue de mas de 5:40.

Dentro del calendario el evento a seguir era el cruce occidental del Golfo de Papagayo, evento que he descrito anteriormente por lo cual me moveré al evento siguiente que es el triatlón de Hacienda Pinilla, les resumo diciendo que es la peor natación que he hecho en casi 15 años de nadar, de esto les escribiré en mi próxima publicación.

Mi equipo de apoyo para la maratón

El lazo negro iba en apoyo a los fallecidos en el incidente de la maratón de Boston en el año 2013
El lazo negro iba en apoyo a los fallecidos en el incidente de la maratón de Boston en el año 2013

 

Segunda fecha ciclismo de ruta

En preparación para mi primer ironman que se realizaría en diciembre en Cozumel, México, se vino la segunda fecha en el calendario la cual correspondía a la segunda competencia de ciclismo de ruta, para estos eventos seleccioné el Campeonato Guanacasteco ya que la geografía y clima serían muy parecidos a los del evento madre.

Este evento tenía como lugar de partida la ciudad de Bagaces y su recorrido sería bordeando las faldas del Volcán Miravalles, uno de los más hermosos de Costa Rica, la topografía era fuerte, grandes subidas con viento en contra y además una muy alta temperatura, en este evento al igual que en el anterior los participantes no éramos muchos pero sí contábamos siempre con el apoyo en cada uno de los pueblos que pasábamos durante el recorrido, la distancia también era de 70km, contrario a la primera fecha este recorrido era menos peligroso, por lo menos en lo que al tránsito vial se refería, ya que en el primero tuvimos que lidiar con el paso constante de camiones y buses que se dirigían o que venían de la frontera norte de nuestro país, Peñas Blancas, el espacio que nos quedaba como ciclistas era realmente reducido y entre el viento que ya había más las ráfagas que dejaba este tránsito no quedaba mas que sostenerse bien y encomendarse al de arriba.
Nunca voy a olvidar los paisajes tan hermosos que se contemplan en esta ruta al rededor del volcán, donde hay aguas termales, montañas, ríos y por supuesto todo el complejo hidroeléctrico del ICE (Instituto Costarricense de Electricidad) de donde sale gran parte de nuestra energía limpia.
En uno de los momentos durante el recorrido ya casi finalizando cuando ya no contábamos con reservas en las ánforas, el sol estaba bien fuerte, un vehículo de la organización pasó intercambiando botellas vacías por llenas con hidratación, para lo cual sin parar había que extender el brazo con la ánfora vacía, ellos entregaban a cambio una llena, cuando esto sucedió me sentí como los grandes en uno de esos eventos que se ven por televisión.
 Durante el camino en una de las peores subidas me topé un camión con trabajadores del ICE que me lanzaban una cuerda para ayudarme a subir, ellos se gozaban de ver seguro mi cara de sufrimiento, les expliqué que eso no se podía, aunque me viera tentada.
Al final del evento me sentí mucho mejor que la primera experiencia, esta vez de hecho no quedé casi de última, en general me sentí con mas confianza, había ejecutado correcciones con el aprendizaje del primer evento, así sentí que iba puliendo lo que sería mi segmento de ciclismo para el ironman.

Luego de este evento se venía en calendario un evento que me provocaba gran emoción pero a la vez un gran susto, mi primera maratón, que les contaré en mi próxima entrada.

____________________________________________________________________________________________

Primer evento de ciclismo de ruta

Toca cita con mi madre la conversación en el camino es la siguiente:-me llamó Haydee me dice- Haydee es una amiga de mi mamá, es una amistad de esas puras, ha sido perdurable por 44 años, ella era la enfermera que llegó a dar el curso prenatal a las mujeres latinas embarazadas en un centro para extranjeros en los Estados Unidos, mi mamá era una de esas junto con mi tía Apolonia, Haydee llamaba como siempre para saludar y conversar con mi madre, en este caso dentro de la conversación le pidió la receta para hacerle olla de carne a unos sobrinos de Guanacaste que la visitan en Estados Unidos Haydeé salió premiada porque mi madre también le dio la receta de unas de mis comidas favoritas, el estofado con carne de res y gallina; por ahora mejor pasemos al deporte porque de solo pensar ya me dio hambre.

Mi primera participación en un evento de ciclismo de ruta fue en Liberia Guanacaste, elegí los eventos de la Vuelta Guanacasteca porque la topografía y clima son muy parecidos a los del evento de distancia larga que había programado realizar en diciembre en Cozumel, México, de hecho me daría cuenta luego que hasta en el viento se parecerían mucho ya que ambos lugares concordaban en este aspecto.

Estando en la línea de salida notaba detalles como las medias, los triatletas usualmente no usamos medias, lo ciclistas puros de ruta sí, notaba también los cuerpos un poco mas delgados que los de los triatletas y sobre todo después notaría el ritmo de pedaleo que en mi caso después de los primeros 200 metros ya iba rezagada, de hecho un joven como a los 300 metros me daba porras y me decía que pedaleara rápido que apenas estaba a 500 metros el pelotón, claro él no sabia que desde los primeros 200 metros ya habían marcado la diferencia.

Por ser enero el viento era realmente voraz, atroz, fuerte, las ráfagas lo querían botar a uno de la bicicleta y en bajada había que estar en extremo concentrado y bien agarrado para evitar perder el equilibrio, yo decidí que como era mi primer evento iría a mi ritmo el que marcaba mi frecuencia cardíaca según las mediciones del profesor. Los participantes eran realmente pocos y habían de todo tipo, señores un poco con sobre peso, jóvenes y otros mayores, también hombres y una minoría de mujeres.  Para este evento seleccioné una licra que me quedaba muy tallada y recuerdo que me causó un dolor de espalda, ya para el final del evento el dolor era bien fuerte, también nunca anduve bien hidratada pues la asistencia era escasa, las subidas eran sumamente fuertes recuerdo que apenas lograba mover lo pedales pues entre la subida y el viento era un reto duro de superar, los vecinos de cada pueblo salían a darnos porras y aliento especialmente a los que nos veíamos con menos energías, lo que más me gustaba era cuando alguien rociaba agua con una manguera, esa sensación es maravillosa, ya que con ese calor tan fuerte la caida de gua en la piel realmente llega.

A penas puede terminar casi llegué de ultima creo que no fue así por solo por un par de personas que llegaron después, cuando llegué ya estaban premiando, escuché el nombre de¨ lico Ramírez¨.

Esta experiencia me hizo darme cuenta que debía ponerle mucha atención a detalles como la hidratación, seleccionar ropa apropiada, alimentación, ya que esta distancia era de 70 kilómetros y la del Ironman sería de 180, 110 kilómetros.

Este fue el evento con el que abrí mi preparación para el Ironman, no digo que no me sintiera un poco mal por terminar casi de ultima pero por lo menos cumplí con mi objetivo de observar detalles que debía ir corrigiendo para dentro de 11 meses estar en la línea de salida en México.

En mi próximo contacto les contaré de la segunda fecha de la Vuelta Guanacasteca, en este caso la salida sería de Bagaces.

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Decisión hacia la larga distancia ¨Ironman¨

Pasados varios eventos de triatlón bajo la tutoría y asesoría del  profesor Yamil Brenes, llevar aproximadamente unos 5 años de entrenamiento constante y haber realizado 15 eventos, sentí que era el momento de dar un paso más e ir mas allá, buscar una nueva meta, la dirección hacia otro ruta no llana y sencilla, en esencia era el momento de buscar vibrar y ponerle sazón al deporte que amo con una nueva expectativa, fue así como le dije al profesor a finales del año 2012 que quería realizar una larga distancia o Ironman, para un triatleta esta distancia representa una graduación en el triatlón, una escalada al Everest.

El profesor me motivó de sobremanera para asumir este reto e inmediatamente iniciamos con la planificación que daría comienzo con una serie de eventos en el año 2013, eventos de natación, de ciclismo de ruta y de maratón, ya que para ese entonces nunca había efectuado una maratón, que por cierto era algo que me ponía a pensar, ¿cómo voy a ir a hacer un evento de larga distancia, ¨un Ironman¨si nunca he hecho una maratón? según el profesor me indicó que esto, debido a la preparación que traíamos, no era ningún inconveniente por lo cual abordé el tema de la maratón con toda seguridad.

El calendario de eventos que debería de realizar durante el 2013 realmente estaba  cargado de eventos a los que prácticamente debía de asistir cada mes.

Deseo ir explicando con detalle lo que fue cada uno de estos eventos ya que cada uno tuvo su ración de emoción, placer y aprendizaje muy diferente, pero lo más importante el haber podido disfrutar cada uno de los mismos en la máxima expresión.

En las próximas entradas los llevaré de la mano en este viaje de preparación hasta llegar al Ironman.

IMG_7128

Twitter

Instagram

Facebook

Canal de YouTube

Libro: Un Ingrediente para Quemar Grasa

Entrenando en forma ordenada

Pasadas poco más de dos semanas, después de haber realizado una serie de pruebas y de haber visitado al profesor para que tomara varias mediciones me indicó que con toda esa información iba a comenzar a trabajar en mi primer plan de entrenamiento, al poco tiempo recibí mi primer plan personalizado y direccionado a mis objetivos pero sobre todo a una realidad física en la cual se debía de comenzar a trabajar.

Las primeras semanas fueron de adaptación no solamente mental sino también física. Recuerdo que tuvimos que realizar algunos ajustes al inicio para sentirme más cómoda con los entrenamientos y después de eso fue solamente fluir y seguir avanzando, fue así como después de haber transcurrido unas 10 semanas las sensaciones para mí eran completamente diferentes hasta mi apariencia fue cambiando.

Luego vinieron los primeros eventos con la asesoría del profesor recuerdo que todo siempre era una gran sorpresa para mí, pues cada paso era ordenado y organizado nada era dejado al azar.

Cuando decidí entrenar con el profesor Yamil tuve que tomar una decisión que para ese momento me resultaba difícil, el tener que dejar de entrenar con los Chirunners, mi grupo de atletismo con el que había aprendido y compartido tanto durante todo un año, debía dejar de entrenar con ellos pues de lo contrario iba a seguir entrenando desordenadamente, así que me despedí del grupo y avancé con una meta en mente la de crecer en el triatlón; cuando corría en el Parque Metropolitano La Sabana coincidí muchas veces en el horario de los Chirunners, recuerdo que el profesor Álvaro María a la distancia me gritaba: ¡mueva los brazos… cuide su postura! eso era un gran gesto por parte del profesor y aún hoy lo recuerdo con gran aprecio.

En mi próxima entrada les contaré como fue mi evolución con el profesor Yamil Brenes hasta llegar a sentirme con la suficiente confianza para decirle, ¨quiero hacer un Ironman¨.

Video

Triatlón, Quepos, 2011 con la asesoría del profesor Yamil Brenes

Triatlón, Quepos, 2011 con la asesoría del profesor Yamil BrenesTriatlón, Quepos, 2011 con la asesoría del profesor Yamil Brenes